Familiares de estudiante muerta pidieron el cierre del colegio Martín Lutero
0

Familiares de estudiante muerta pidieron el cierre del colegio Martín Lutero

0

G. Acurero

G. Acurero

A gritos de “justicia”, familiares de Ana Sofía Rincón Boscán, muerta el pasado jueves, 27 de octubre, en un salón de clases del colegio Martín Lutero, ubicado en Pomona, pidieron el cierre de la institución.

A la protesta pacífica, realizada en el frente del centro educativo, se unieron representantes del colegio, vecinos de la comunidad, compañeros y amigos de la joven de 16 años, quienes aseguraron que “al colegio solo le interesa cobrar las mensualidades y no se preocupa por la seguridad de los alumnos”.

A Ana Sofía la mató otro alumno, que según varias versiones, tenía dos semanas llevando un arma de fuego al colegio. El joven le disparó en el pecho a la niña que soñaba con ser psicóloga.

“Los directivos del colegio ni siquiera nos han dado el pésame, ni nos han ofrecido sus condolencias”, declaró Miguel Boscán, pariente de Ana Sofía.

El Martín Lutero está resguardado por oficiales del Cpbez y la PNB. Representantes de la institución educativa destacaron que el colegio se encuentra intervenido por la zona educativa.

 

Versión del plantel

Docentes y personal directivo del colegio Martín Lutero  dieron su versión de lo ocurrió ese día negro para la institución con 35 años de servicio, el 28 de octubre.  

“A Ana Sofía sí le prestamos los primos auxilios. La directora, junto con un  representante, la llevó  al Seguro Social, que estaba más cerca”, aclaró  Mereliz Sánchez,  apoderada de la institución   en exclusiva para  PANORAMA.

   Sánchez acotó  que el plantel   “estuvo presto a ir al funeral, pero no asistió  por recomendación del padrastro,  para evitar problemas. Nosotros nos sentimos parte de ese   dolor”. 

Para este miércoles 2 estaba previsto hacer asambleas con los padres, porque “necesitamos escucharlos y construir el reglamento de seguridad juntos.  Los alumnos, su seguridad, resguardo y tranquilidad son  prioridad”. 

El viernes 28 de octubre,  la autoridad única en educación en el Zulia, Neuro Ramírez, informó que  “de acuerdo con los resultados de la intervención del plantel se tomará la decisión si se cierra o no la institución y reubicar a  los estudiantes en colegios  cercanos”. 

En la audiencia de presentación, la fiscal 31ª de esa jurisdicción, Diglenys Marrufo, imputó al joven por los delitos de homicidio intencional a título de dolo eventual y porte de arma de fuego en lugares prohibidos.

Fuente

Loading...