Prohibición del uso de teléfonos liberados en EEUU afectaría comercio venezolano
0

Prohibición del uso de teléfonos liberados en EEUU afectaría comercio venezolano

0

La Corte de Estados Unidos decidió prohibir los teléfonos liberados el pasado fin de semana con el fin de acabar con la práctica que permitía a los usuarios utilizar varias líneas telefónicas en un mismo dispositivo.

La medida fue tomada tras la modificación de ley Digital Millennium Copyright Act (DMCA), que permitía a los propietarios desbloquear sus teléfonos inteligentes, sin pedir autorización a las compañías telefónicas. Esta práctica era usada sobre todo para evitar facturas costosas y manejar dos números telefónicos en un mismo dispositivo, reseñó El Universal.

Los teléfonos adquiridos a partir de enero de 2013 no podrán ser liberados sin autorización de la operadora, debido a razonamientos como el que al comprar un móvil el usuario sólo es licenciatario del software.

El asunto es que tal medida terminará por afectar a los consumidores venezolanos, ya que muchos de los celulares y teléfonos inteligentes que se venden en el país son importados desde Estados Unidos ya desbloqueados, tal como dice Judith Gil, presidenta de International Data Center Venezuela (IDC).

El control de cambio, apuntan los expertos, ha ocasionado que la venta de celulares desbloqueados en Venezuela sea todo un negocio, ya sea porque los modelos y marcas más buscados se agotan en las tiendas, porque sencillamente no llegan al país, o porque resulta más rentable comprarlo fuera de nuestras fronteras o a través de Internet, y no directamente a las compañías telefónicas.

Solo el ejemplo del iPhone 5 sirve para ilustrar la realidad venezolana. Pese a haber sido lanzado en septiembre de 2012, y con un precio que oscilaba entre los 199 y 299 dólares (855 y 1.285 bolívares al cambio oficial), no fue sino hasta noviembre que fue ofrecido por las compañías telefónicas venezolanas.

Antes de eso, solo había dos maneras de conseguir el iPhone 5: o se adquiría en otro país (como Estados Unidos) o alguien en Venezuela accedía a venderlo. En ambos casos estaba liberado.

Pero el problema iba más allá, pues ante la escasez, los iPhone eran vendidos en el país a precios exorbitantes que iban desde los 12.000 hasta los 30.000 bolívares.

Las compañías telefónicas que operan en el país (Digitel, Movilnet y Movistar) alegan que no les corresponde a ellos fijar una posición con respecto a la situación de los teléfonos liberados, aunque no niegan que en el país hay una proliferación del negocio de los desbloqueados.

“No defendemos esa práctica y nuestras acciones van por el camino de la legalidad”, manifiesta Douglas Ochoa, vicepresidente de Comunicaciones de Telefónica Venezuela.

Consecuancias. A juicio de Gil, la prohibición de los celulares liberados en Estados Unidos puede crear dos escenarios en el país.

El primero es que el negocio de los desbloqueos se incremente en otros países distintos a Estados Unidos. E incluso no se descarta que en el país aumente esta práctica.  Es decir que si un teléfono inteligente es traído de Estados Unidos, llegará bloqueado y con una línea que no opera en Venezuela.

La otra consecuencia que menciona Gil es que disminuya, aunque sea momentamente, la oferta de teléfonos inteligentes en Venezuela y se le abra espacios a otros de fabricación china, como los Huaweii y los ZTE.

Se calcula que en el país hay 5.900.000 de smartphones, un número que podría crecer a 8.300.000 cuando culmine el año 2013, según cifras de Telefónica Venezuela.

Loading...