Tensión en Ciudad Ojeda por ausencia de las bolsas del CLAP
0

Tensión en Ciudad Ojeda por ausencia de las bolsas del CLAP

0

Fuerte tensión se sintió el pasado viernes en Ciudad Ojeda por protestas de la comunidad organizada, entre ellas más de 28 consejos comunales cerraron las vías principales de la ciudad, para exigir a los entes gubernamentales que regresen las ventas de las bolsas de alimentos, para todos los sectores de la jurisdicción.

Desde tempranas horas de la mañana, la situación presentada en la Costa Oriental del Lago (COL) generó rumores de supuestas intenciones de los vecinos, de saquear locales de ventas de alimentos en el casco central. Esta situación obligó a los comerciantes a bajar las santamarías, y a otros a atender a medias a los clientes, mientras continuaban las protestas con menos intensidad en varios sectores.

Las manifestaciones se iniciaron el jueves, cuando la comunidad organizada del municipio Lagunillas salió desde las 5:00 de la mañana a trancar las calles principales de la jurisdicción, para manifestar su descontento por la falta de rubros en el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Quemando cauchos y troncos lograron paralizar Ciudad Ojeda, como modo de protesta para alzar su voz y decirle a los entes gobernantes que hay hambre. Refirieron que la situación económica cada vez es más crítica para el venezolano, “que espera optar por una bolsa de alimentos de los CLAP, donde se venden los productos de la cesta básica a precio accesible, ya que con un sueldo mínimo no pueden cubrir el costo de los productos colombianos disponibles en el mercado”.

Aseguraron los habitantes que han denunciado en reiteradas oportunidades ante los entes gubernamentales que los alimentos no llegan al municipio.

La avenida Intercomunal, en sectores como Tamare, San José, Las Morochas, las carreteras L, y N con avenida 91, la entrada de Ciudad Urdaneta y en la calle 84 se mantuvo interrumpido el paso.

El viernes, en el segundo día de protestas, fue tomada la interestatal Lara-Zulia por habitantes del sector El Balaustre, frente a la estación de servicios Palma Zuliana. Los vecinos reclamaban que no les llegan las bolsas de los CLAP y además, que los productos alimenticios colombianos no son accesibles, por su alto costo.

Exigen alimentos

Jorge Walter, miembro del consejo comunal del barrio San José, expresó que están cansados de callar la situación, decidieron levantar la voz ya que no hay dolientes. “Hace unos días nos reunimos con una comisión de alimentación y redactamos un documento para exigir respuesta y hasta la fecha no se han pronunciado con respecto a la situación”. También mencionó que el precio excesivo de los productos básicos en ventas informales, está acabando con el bolsillo de los venezolanos.

Sonia Oquendo, residente del sector Tamare, declaró: “no se puede tapar el sol con un dedo, los productos alimenticios están muy caros, y hay familias que ni un kilo de harina de maíz podemos comprar”.

Jackson Pérez, desde el sector de la L, se pronunció al respecto de la situación que están viviendo en la jurisdicción. Explicó que se dirigió con un grupo de afectados hasta la sede de la Gobernación del Zulia, en Maracaibo para dar a conocer la gran problemática, donde les prometieron que se le “bajaría” al municipio tres mil bolsas de comida y hasta la fecha siguen esperando, “por eso salimos este viernes a las calles, porque esta situación no la soporta nadie, hay mucha hambre en Lagunillas”, aseguró.

Con minutas en manos, el representante del barrio Constitución I, Wilmer Olivares, señaló que en la reunión fueron atendidos por Benedicto Alvarado, secretario de Alimentación de la Gerencia Regional y otros representantes a quienes les manifestaron las necesidades que pasan a diario por falta de comida y lo difícil que se les hace obtener los productos.

“No puede ser que una harina de maíz este rondando los cinco mil bolívares, son precios tienden a subir todos los días, si acaso la mitad de esta población trabaja y gana un salario para costear esos precios. Ya estamos cansados”, resaltó Olivares.

También señalaron su descontento con los funcionarios; Jesús “Chucho” Ramos, intendente de Lagunillas; Leónidas González, diputado del CLEZ por el PSUV y el profesor Adán Perozo, secretario de Enlace Comunitario de Lagunillas. Solicitaron que sean removidos de sus cargos porque los CLAP fracasaron en esta entidad, pues no se activaron a pesar de la crisis alimentaria. Resaltaron que muchos vecinos muestran signos alarmantes de desnutrición.

Glenys Rivero, vocero comunal, indicó que “esto de hoy (ayer) no tiene bandera política y si la tiene es la bandera del hambre que el pueblo está pasando, por eso le pedimos al gobernador Francisco Arias Cárdenas, que como responsable de la autorización de las importaciones en Zulia tome cartas en el asunto, porque ya basta de jugar con la alimentación del pueblo”.

Transporte afectado

El transporte público que cubre las rutas Cabimas-Lagunillas, TamareLagunillas, Barrio Obrero, San José Campo Mío, Nueva Venezuela, entre otros que operan desde el casco central de Ciudad Ojeda, se vio afectado por las trancas en las principales vías de esta zona de la COL. Los mototaxistas fueron los únicos beneficiados, ya que muchos ciudadanos debieron usar esta alternativa de transporte para trasladarse a sus destinos.

Por su parte, algunos políticos que hacen vida en la región, realizaron una mesa de trabajo. Soraya Roca, dirigente del PSUV, dijo que debido a las protestas de las comunidades por la escasez de alimentos sostuvieron una reunión de emergencia con el secretario de Enlace, Adan Perozo y representantes de los consejos comunales para buscar una solución a la escasez de alimentos en la zona.

Fuente

Loading...