0

En confinamiento: Entre mayo y junio ocurrió un femicidio cada 50 horas en Venezuela

0

La ONG ‘CEPAZ’ refiere, mediante un estudio realizado, que entre el 14 de abril y el 13 de junio en el país se registraron 24 femicidios, según el monitoreo de prensa que lleva el ente. Destaca un aumento en la incidencia de casos en mujeres de la tercera edad

Recientemente el Centro de Justicia y Paz (Cepaz) presentó su informe sobre el monitoreo de los femicidios ocurridos en Venezuela en el segundo y tercer mes de confinamiento en el país y descubrió que en el periodo indicado se registraron 24 femicidios y, en los casos registrados,10 menores de edad quedaron huérfanos.

Solo el hecho de pensar que el número de femicidios en el país se haya incrementado durante este tiempo de confinamiento resulta alarmante, sin embargo, este es un tema poco mencionado por las autoridades.

Carolina Godoy, coordinadora de género de esta Organización No Gubernamental (ONG), indicó que solo en el primer mes del 2020 se registraron 19 femicidios, con lo cual se llega en el mes de junio a un total de 43 incidentes violentos en contra de las mujeres. En este primer trimestre de cuarentena destacan los casos de dos niñas menores de 10 años que fueron víctimas de femicidio.

Según Godoy, una tendencia que se reflejó en el primer mes de confinamiento se repitió en el segundo y tercer mes, a decir de la vocera: en el 62.5% de los casos analizados, los hechos ocurrieron en el hogar de la mujer o de la pareja, es decir, en el lugar que se supone es ‘el más seguro’ para todo ser social.

El 33,4% de los casos, las víctimas han sido féminas en edades comprendidas entre 19 a 31 años, es decir, en una etapa en la que están generando proyectos de vida o quizás creando familias con sus parejas. Asimismo, 25 % de las mujeres que se cuentan en la lista de femicidios, eran madres y 4,16% estaban embarazadas.

En base a los hechos contabilizados,16.7% de las víctimas fueron estranguladas hasta morir, 20.8% acuchilladas y 20,8% golpeadas, reveló el CEPAZ.

Mujeres de la tercera edad asesinadas durante el confinamiento

Godoy resaltó que en el segundo y tercer mes de confinamiento, correspondiente al periodo de estudio del informe, el número de mujeres de avanzada edad en los registros de femicidios en el país se elevó considerablemente.

Tan solo en el primer mes de cuarentena las mujeres de entre 60 y 71 años representaban 2,4% de las víctimas de femicidio. Mientras que ahora, en mayo y junio el porcentaje se elevó a 18%. En consecuencia, en lo que va de confinamiento en Venezuela, 20,8% de las víctimas son mujeres de avanzada edad.

La vocera de la ONG destacó la vulnerabilidad física de estas mujeres por su edad. Hizo mención al caso de una mujer de 64 años que recibió varios impactos de bala por su hijo, quien es funcionario policial. También la situación de una mujer de igual edad que la anterior que, en similares circunstancias, murió a manos de su hijo mientras éste estaba bajo los efectos del alcohol.

En este tipo de casos, se trata de mujeres que requieren una política de prevención distinta por las características de su edad y vulnerabilidad, según lo indica el CEPAZ. ‘Se requiere abrir un debate en las distintas organizaciones sobre cómo estamos viendo este aumento en las agresiones a mujeres de la tercera edad’, argumentó Godoy.

Los victimarios son conocidos de las víctimas

En más de 37% de los casos revisados, las mujeres tenían o habían tenido convivencia con sus agresores, bien sea por matrimonio o por unión de hecho. ‘El feminicidio a manos de la pareja o ex pareja suele ser el resultado de un largo proceso de abuso de poder, que puede estar basado en relaciones fuera del marco de la igualdad que dañan la integridad física, psicológica, sexual y económica de la mujer víctima’, se lee en el informe también compartido en el portal de la Organización.

También refiere que en 16,6% de los casos analizados, los agresores eran miembros de la misma familia (padres, tíos, hermanos, primos).

En 20 % de los casos no pudo establecerse el vínculo con el agresor femicida, porque se desconoce la identidad de los mismos; y un 54,16% de los casos donde no hubo testigos presenciales de los femicidios, ocurrieron en el ámbito privado de la víctima y el agresor.

Adicionalmente, la aparente motivación del agresor que predominó en el total de los sucesos fue la venganza, con 25% en el periodo estudiado, y 31,6% tan solo en el mes de marzo. En 8,3% de los casos la víctima había decidido separarse; los celos representaron 4,2%, al igual que la sospecha de infidelidad íntima; y 8,3% de las mujeres fueron víctimas indirectas o por conexión.

Venezuela sin ‘política pública en materia de seguridad con perspectiva de género’

En los femicidios registrados en el periodo de cuarentena, el arma de fuego fue utilizada en 41,7% de los casos; mientras que en el primer mes representó 42,1%, para un total de uso de arma en 18 casos, en los primeros tres meses de confinamiento.

Destacan en la presentación del informe dos funcionarios policiales que usaron sus armas de fuego reglamentarias para cometer los femicidios.

A juicio de Godoy, las políticas de seguridad en Venezuela no tienen perspectiva de género. ‘Hay que hacer una revisión profunda sobre la presencia de las armas y sentarse a revisar que los funcionarios policiales puedan llevar sus armas a sus hogares’, dijo.

Fuera de su país: Femicidios de venezolanas en el extranjero

Un total de 14 venezolanas en el extranjero fueron víctimas de femicidio en el segundo y tercer mes de cuarentena. La misma cifra (14 mujeres) fue la registrada en el primer mes. 42,9% de los femicidios ocurrieron en Colombia y 28,6% en México. En el 35,7% de los casos el agresor era también venezolano.

49,9% de las mujeres víctimas tenían edades entre 19 y 35 años y el patrón de usos de arma de fuego se repite: 50% de las muertes fueron generadas por heridas de bala.

El confinamiento como detonante

Expertos en Psicología afirman que en muchos casos sucede que la convivencia permanente en el hogar resulta contraproducente para los miembros de una familia pues, pasar de estar cada uno en sus ocupaciones y compartir espacios de forma intercalada en el día a día, a estar juntos de forma continua, conlleva a un ‘choque de personalidades’ y tiene sus efectos negativos.

Nada justifica el hecho de que una mujer sea asesinada por su condición, menos aún cuando se trata de menores de edad. Y precisamente para evitar que casos como los antes mencionados sigan ocurriendo, muchas organizaciones y fundaciones, gubernamentales y no gubernamentales, han buscado la manera de brindar orientaciones a las familias y a las parejas mientras dure la cuarentena social, como una manera de evitar que se incrementen los conflictos en el hogar.

Aplicaciones como el WhatsApp han sido una alternativa esencial para los profesionales de la psicología que a través de grupos de ayuda ofrecen orientaciones de manera gratuita a quienes lo necesiten.

Para recibir en tu celular esta y otras informaciones, únete a nuestro  
  


  
 .

Noticia al Día con información del CEPAZ / Agencias

Fuente

Loading...