Los lunares también pronostican el futuro ¡Descubre su interpretación según cada estilo!
0

Los lunares también pronostican el futuro ¡Descubre su interpretación según cada estilo!

0

Por medio de la interpretación de los lunares se puede conocer el carácter de la persona y también pronostican generalidades para el futuro. Para eso se toman en consideración el sitio, la forma y el color del lunar.

Los lunares redondos revelan lo bueno en la gente; los oblongos, una porción modesta de riqueza adquirida; los angulares representan tanto buenas como malas características.

De acuerdo al sitio Revistamujeres.cl, los lunares de color claro son considerados como los más favorables; los negros, predicen muchas dificultades antes de que se alcancen resultados favorables.

La interpretación de estas pequeñas manchas que aparecen en la piel tiene sus orígenes en la tradición china, del 1700 al 1100 a C. De esta filosofía participa la antigua tradición del Tao, cuya  principal se basa en el movimiento del Universo y de él emana el Gran , el Tai-Yi, que se manifiesta a través de dos fuerzas, Yin y Yang. Yin, símbolo de lo femenino, de la Luna, lo oculto, lo receptivo y lo subjetivo. Yang, símbolo de lo masculino, del Sol, la fuerza vital, el emisor, el mundo evidente y objetivo.

Los lunares redondos revelan lo bueno en la gente

Sol y Luna, Yin y Yang aparecen representados en el cuerpo humano por los dos ojos (el ojo derecho es Yang y corresponde al Sol y el izquierdo es Yin, símbolo de la Luna), mientras que las estrellas se hallan representadas por los lunares o pecas.

Siguiendo las pautas de esta tradición se entrelaza la Astrología, otra de las ciencias esotéricas que interpreta la situación de las estrellas con respecto al Sol y a la Luna. En el plano humano se pueden trasladar estas relaciones entre la situación de las pecas con relación a los ojos, es decir, de las estrellas con respecto al Sol y la Luna, y desentrañar su significado.

A continuación la significación de los lunares según su ubicación:

Axila. Bajo el brazo izquierdo, los primeros años son de lucha pero con amplia remuneración, aun riqueza que hará muy felices los años posteriores. Bajo el brazo derecho, vigilancia constante por bienestar y seguridad deben prevalecer.

Barbilla. Muchas personas tienen un lunar en la barbilla. A la derecha o la izquierda, designa a gente con envidiables características. Son personas de afable y generosa disposición. Son trabajadores conscientes, gustan de viajar y conocer los hábitos y costumbres de otros pueblos en distantes países. Son ciudadanos capaces, responsables, dispuestos a aceptar responsabilidades por su familia y su país.

Brazos. Indica relaciones conyugales felices, personas industriosas y corteses. Un hombre, tendrá que realizar muchas batallas si el lunar está cerca del codo. También puede ser viudo a edad temprana. Una mujer, las mismas características pero sus problemas estarán en sus ocupaciones.

Cadera. Un lunar en cualquier parte de las caderas excepto las nalgas indica contentamiento, fortaleza e ingeniosidad como atributos sobresalientes que equilibran una naturaleza excesivamente amorosa.

Ceja. Sobre la ceja derecha, el lunar significa perseverancia, una vida muy activa y exitosa en todo: negocios, hogar y familia. Sobre la izquierda, lo contrarío. Desilusiones debidas a egoísmo e indolencia. Sólo un máximo de esfuerzo podrá evitar la pobreza.

La interpretación de estas pequeñas manchas que aparecen en la piel tiene sus orígenes en la tradición china.

Codo. Un lunar en el codo expresa un tremendo deseo de viajar. También, incertidumbre. Usualmente, talento relacionado con una o más artes, capacidad de ganar una fortuna pero rara vez teniendo la urgencia de trabajar por ella.

Cuello. Un lunar en el cuello expresa buena fortuna, si está al frente. Detrás, indica necesidad de practicar la frugalidad.

Dedo. Un lunar en cualquier dedo indica mala fe, inclinación a la exageración debida a inhabilidad para enfrentarse a las durezas que tengan que ser confrontadas.

Empeine. Un lunar en el empeine señala una naturaleza pendenciera, a menudo hosca. Generalmente, también interés en el atletismo.

Espalda. Un lunar en la espalda advierte de reunir todos los hechos antes de entrar en cualesquiera clase de negociaciones.

Frente. Un lunar en medio de la frente predice honores, riqueza, amor y una familia feliz y distinguida. En la derecha o la izquierda de la frente, las clasificaciones de los lunares son iguales a las de las cejas.

Hombro. Un lunar en un hombro indica una naturaleza generalmente inquieta, necesidad de viajar para sentirse satisfecho con el medio ambiente familiar. En el hombro derecho indica prudencia, discreción, un buen cónyuge, un individuo muy industrioso. En el hombro izquierdo, indica que la persona está satisfecha con cualquier posición en la vida, tanto en el trabajo como social.

Ingle. A pesar de la prosperidad, un lunar en la ingle augura mala salud. Del lado izquierdo, fragilidad sin mucha prosperidad.

Labios. Un lunar en los labios indica una naturaleza benévola, que lucha siempre por mejores condiciones.

Mano. Un lunar en la mano indica abundancia en casi todo: salud, riqueza y felicidad. Usualmente, quien lo tiene es muy talentoso.

Mejilla. Un lunar en la mejilla indica a una persona seria, estudiosa, casi solemne, que tiene un punto de viste moderado acerca de casi cualquier teoría sobre la vida, la religión y la política y que no necesita de riqueza para ser feliz.

Muñeca. Un lunar en la muñeca significa frugalidad, ingenio, coflfiabd. En un hombre, la posibilidad de dos matrimonios. Si hay lunares gemelos, uno en una muñeca y otro en la otra, en sitios iguales de ellas, esto se llama “la dualidad de Géminis”. La persona tiene una naturaleza doble. Esto es igual a todos los lunares duales, no importa dónde estén: brazos, piernas, mejillas, etc. Dos lunares lado a lado se dice que indican dos amores.

Nalgas. Lunares en las nalgas indican que la persona no es muy ambiciosa y es inclinada a aceptar cualquier modo de vida, incluso la pobreza.

Nariz. Un lunar en la nariz indica inesperada buena fortuna, si está en el frente. En un lado, indica temperamento irracional. En otro sitio, necesidad de practicar la frugalidad

Ojos. Un lunar en un ojo indica que la pobreza oscurecerá un extraordinario talento. Si está en la esquina externa del ojo, indica a una persona honesta, recta, confiable, pero que necesita amor y admiración para vencer en la lucha por la vida.

Ombligo. En un hombre, un lunar en el ombligo indica buena suerte. En una mujer, deseo de tener muchos hijos.

Orejas. Un lunar en las orejas es raro, pero quien lo tenga hallará riquezas más allá de sus expectaciones.

Pecho. Un lunar en el pecho, en general, indica una naturaleza pendenciera, dada a arrebatos de cólera. También, una disposición perezosa, a veces inestable. La falta de ambición puede resultar en una vida oscura.

Pezón. Un lunar en un pezón, en un hombre, significa que es inconstante y deseoso de muchos amores. En una mujer, que siempre lucha por posición social.

Loading...