Rex Tillerson se reúne con los cuatro adversarios de Catar
0

Rex Tillerson se reúne con los cuatro adversarios de Catar

0

YEDÁ, Arabia Saudita, 12 Jul 2017 (AFP) – El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, llegó este miércoles a Yedá, en Arabia Saudita, para reunirse con sus homólogos del cuarteto antiCatar, en su misión de mediación en esta inédita crisis diplomática en el Golfo.

  Tillerson ya viajó a Doha y Kuwait, otro de los mediadores en la disputa que enfrenta a Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto con Catar, al que le recriminan su apoyo a grupos extremistas y sus vínculos con Irán.

  Catar y Estados Unidos anunciaron el martes la firma de un acuerdo sobre “lucha contra la financiación del terrorismo”, en un intento de responder a las acusaciones de los adversarios de Doha.

  Pero el cuarteto enseguida consideró que el acuerdo es “insuficiente” para comenzar a solucionar la crisis.

  Consciente de la dificultad de su tarea, Tillerson llegó a final de la mañana a Yedá para entrevistarse con los ministros de Relaciones Exteriores saudita, emiratí, bareiní y egipcio.

  Estos cuatro países rompieron relaciones con Catar el 5 de junio y le impusieron sanciones económicas, entre ellas el cierre de su única frontera terrestre, con Arabia Saudita.

  En un comunicado sobre el acuerdo entre Washington y Doha, los cuatro países consideran que “no se puede confiar” en Catar, citando acuerdos anteriores que según ellos no se cumplieron.

  Advirtieron que mantendrán el embargo hasta que Doha “se comprometa a aplicar completamente sus exigencias”.

¿Tillerson de parte de Catar?

Para revertir las sanciones impuestas a Catar, los cuatro países árabes exigieron el 22 de junio el cumplimiento de 13 exigencias, entre ellas el cierre de la cadena de televisión Al Jazeera y de una base turca, además de la revisión de las relaciones con Irán, principal rival regional de Arabia Saudita.

  Doha rechazó estos requerimientos en su conjunto, al considerar que violan su soberanía.

  Tillerson esperaba capitalizar el acuerdo de Doha, basado según dijo el martes en la decisión de “erradicar de la tierra el terrorismo”, tomada durante una cumbre a fines de mayo en Riad, junto a medio centenar de dirigentes musulmanes y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

  Pero los cuatro adversarios son intransigentes. “Una solución temporal no es una [iniciativa¿ sensata”, comentó el ministro de Estado para Relaciones Exteriores emiratí, Anuar Gargash.

  El analista saudí Abderrahman al Rashed, más virulento, parece poner en duda la imparcialidad de Tillerson. “El secretario de Estado puede inclinarse del lado de Catar si quiere, pero debe darse cuenta de que complicará más la ya muy compleja situación”.

  Este analista, considerado cercano a la opinión de las autoridades sauditas, añadió en el diario de capital saudita Asharq Al Ausat que a menos que haya un cambio en la política de Catar, “la tensión va a aumentar”.

Desafío

Catar, por su parte, se mantiene desafiante.

  Su Ministerio de Defensa anunció en Twitter el martes por la noche la llegada de un quinto contingente del ejército turco a Catar, donde Ankara cuenta con la base militar que el cuarteto exige que cierre.

  Tillerson dijo el martes que abordaría con prudencia el acuerdo de Yedá. “Pretendo explorar las opciones sobre la forma en que podríamos avanzar”, señaló.

  Su consejero, RC Hammon, consideró que la solución puede tardar meses y que las dos partes deberían hacer concesiones. También que, en materia de apoyo a grupos extremistas, “no hay manos limpias”, en alusión a una posible financiación de esos grupos por parte de los adversarios de Catar.

Fuente

Loading...