Venezuela mantiene la peor gobernanza de la industria petrolera y gasífera en la región
0

Venezuela mantiene la peor gobernanza de la industria petrolera y gasífera en la región

0

El peor desempeño en la región es compartido por Venezuela, Cuba y Guatemala, sin embargo, tanto la isla caribeña como la nación centroamericana están por encima de Venezuela en la clasificación del IGRN

Venezuela mantiene la gestión más deficiente de la región en lo que se refiere a los procedimientos mínimos para gobernar la industria petrolera y gasífera, de acuerdo con los resultados del Índice de la Gobernanza de los Recursos Naturales (IGRN) de 2017.

Venezuela está en el puesto 74 de 89 naciones evaluadas en el IGRN, por detrás de países como Gabón (65), Cuba (66), Madagascar (68), Angola (70) y Afganistán (71).

“El país ha establecido algunos procedimientos y prácticas mínimos y selectivos para gobernar los recursos, pero falta la mayoría de elementos necesarios para hacer que la riqueza en recursos extractivos beneficie a los ciudadanos”, señaló el reporte del IGNR.

El índice calificó como deficiente la gestión en Venezuela con una calificación de 33 puntos por detrás de una naciones como Afganistán y Chad, ambas con un puntaje de 34.

El IGRN evalúa la calidad de la gobernanza de los recursos naturales en 81 países que en conjunto producen, entre otros commodities, 82 por ciento del petróleo del mundo; 78 por ciento de su gas y 72 por ciento de su cobre.

El IGRN evalúa las políticas y las prácticas empleadas por las autoridades para gobernar sus industrias petroleras, gasífera y minera.

El índice es la suma total de 89 evaluaciones nacionales, desarrolladas usando un marco de 149 preguntas críticas, respondidas por 150 investigadores, que recurrieron a casi 10.000 documentos de apoyo.

El peor desempeño en la región es compartido por Venezuela, Cuba y Guatemala, sin embargo, tanto la isla caribeña como la nación centroamericana están por encima de Venezuela en la clasificación del IGRN.

Venezuela quedó rezagada frente a naciones que hasta hace 15 años presentaban un desempeño deficiente en sus respectivas industrias de hidrocarburos.

Gestiones de naciones como Brasil (puesto 6), Colombia (7), Bolivia (34), incluso Argentina (22) y Ecuador (32) parecen lejanas e inalcanzables en el corto plazo por Venezuela.

Pdvsa

La estatal de hidrocarburos está posicionada en el puesto 58, por detrás de estatales petroleras de nacionales como Costa de Marfil, Vietnam y Tanzania.

El IGNR incluye el índice de Empresas de Propiedad Estatal (EPE) y revela varias problemáticas que incluyen el caso de Venezuela.

“Si bien las EPE obtienen una calificación promedio de 56 en divulgación pública y en reglas relacionadas con otros aspectos de su gobernanza, solo reciben una calificación de 22 en su comportamiento a la hora de vender petróleo, gas y minerales. Por ejemplo, los operadores estatales en Ecuador, Kuwait, México, Arabia Saudita, Sudán, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela ofrecen una información mínima sobre cómo venden el petróleo de sus países. Esto preocupa porque dichas ventas generan la mayor parte de los ingresos de recursos públicos en muchos países productores de petróleo, y sin una gobernanza fuerte, son susceptibles de corrupción”, señaló el reporte del IGNR.

Fondos soberanos

El IGNR incluye una evaluación a 33 fondos soberanos, que en conjunto administran por lo menos 3.300 billones de dólares en activos.

“Estos fondos muestran un amplio espectro en la calidad de su gobernanza. El Fondo de Ahorro y Estabilización colombiano es el mejor gobernado del índice. Los seis fondos de mejor desempeño son propiedad de un grupo variado de países, que incluye a Ghana y a Timor-Leste. En la medición del índice, los fondos soberanos de Chile, Colombia y Ghana se desempeñan mejor que los de Canadá y Noruega”, precisa el informe del IGNR.

En el caso de Venezuela el IGNR considera al Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), que se sitúa en el puesto 22, una débil calificación.

“Los fondos con las calificaciones más débiles son los que más han sufrido por excesivo riesgo, elevados costos de administración e inversiones políticamente motivadas”, precisó el informe del IGNR.

El IGNR advierte que la mala administración de los recursos naturales promueve la pobreza.

“La riqueza en recursos naturales y la forma en que es administrada puede hacer una diferencia crucial en las vidas de 1800 millones personas que viven en situación de pobreza en los países evaluados por el índice”, destacó el reporte en el que añaden que una gobernanza fuerte ayuda a mitigar los daños medioambientales.

El IGNR agregó que la gobernanza de los recursos naturales será aún más importante en el futuro.

Fuente

Loading...