0

¡Pa’las arepas! A punta de molino y pilón sale la harina de maíz (Video)

¡Pa’las arepas! A punta de molino y pilón sale la harina de maíz (Video)
0

Foto: Luis Alejandro Gotopo

“El kilo de maíz pilao amarillo o blanco es de 2 mil bolívares, pero varía según la demanda del mercado”

Al maracucho rara vez se le ve sentado cuando la necesidad aprieta. Entre lucha de poderes y tiempos de crisis no espera que nadie le ayude y resuelve sobre la marcha buscando la forma de darle la vuelta a todo.

En medio de la escasez de harina de trigo en el país y por el elevado costo de esta en el mercado informal, se rescatan técnicas de cocina que la evolución natural de la sociedad reemplazó por lo “rápido y fácil”, como la elaboración de masa con harina de maíz.

El maíz es un alimento propio del venezolano y de él se pueden realizar gran cantidad de preparaciones, así como también obtenerse numerosos productos derivados como aceites y harinas, entre otros. En el centro de Maracaibo, el maíz duro en sus presentaciones blanco y amarillo son el nuevo producto de la cesta básica de la familia, que compra el grano por kilo para hacer harina de maíz casera.

Gracias a sus bondades rendidoras, la masa de esta harina se ha convertido en fuente de ingreso y consumo para la familia zuliana. Los carteles de “Se vende masa de harina de maíz” consiguieron su espacio en las islas, calles y esquinas de la ciudad que entre 800 y 900 bolívares son el resuelve para el desayuno, almuerzo o cena. 

De un kilo del grano se pueden obtener hasta 3 kilos de masa, lo que convierte la elaboración de masa en un buen negocio. Aunque el molino es el instrumento que facilita este trabajo, en vista del aumento de la demanda para conseguirlos, el uso del pilón y la piedra se rescató del ayer.

El maíz amarillo se usa para hacer la  masa de este mismo color. Se consigue “pilao” o trillado, es decir,  listo para cocinar, en los distintos “puesticos” del casco central, sin embargo, hay quienes prefieren comprar el grano en concha y hacer el procedimiento por ellos mismos. El maíz “pilao” se logra cocinando la concha en agua hirviendo con cal para ayudar a desconcharlo con un pilón manual o mecánico. Una vez listo se quita la concha y se muele.

El maíz blanco también se usa para hacer harina y para la elaboración de “peto”, una bebida cliente propia del Caribe colombiano, y se prepara de la misma manera. 

Un vendedor de maíz trillado en el centro de la ciudad, comenta: “el precio es de 2 mil bolívares, ahora, pero cambia según la demanda del mercado”, refiriéndose al  grano amarillo y blanco. Con buena refrigeración la masa de maíz puede durar hasta tres días.

El maíz, la cal y el temor

Recientemente, la población comenzó a denunciar que el uso de cal e incluso cloro y pego, para desconchar el maíz, convertía la masa “no apta” para el consumo humano. El método tradicional era con el uso de cenizas para aligerar la capa celulosa del grano de maíz, y con el uso de elementos como estos, algunos especialistas de la salud manifestaron que a largo plazo podrían generar cáncer gástrico en quien lo consume.

Sin embargo, hasta la fecha no se han registrado intoxicaciones o muertes por el consumo de este alimento en el país.

Noryelín Faría

Fotos: Luis Alejandro Gotopo

Noticia al Día  

Fuente

Loading...