0

Una implacable Garbiñe Muguruza logra su pase a octavos de final en Wimbledon

Una implacable Garbiñe Muguruza logra su pase a octavos de final en Wimbledon
0

Agencias

La tenista hispano-venezolana Garbiñe Muguruza sigue avanzando en el torneo de Wimbledon y se ha clasificado para los octavos de final después de derrotar por un contundente doble 6-2 a Sorana Cirstea en una hora y 12 minutos.

La ganadora de Roland Garros, que había doblegado a la rumana en su único enfrentamiento previo en Australia, evidenció su buen estado de forma sobre el verde de Wimbledon y despejó todas las dudas que surgieron tras caer en primera ronda en Eastbourne. Los buenos resultados sobre el torneo de hierba más importante del año están revelando a la mejor Garbiñe de la temporada, a la que acompaña Conchita Martínez, que sustituye (temporalmente) a su entrenador, Sam Sumyk. [Narración y estadísticas (6-2, 6-2)]Cirstea llegaba al encuentro tras pasar apuros en primera ronda y después de retirarse su rival en la segunda, la tenista Mattek-Sands, que dejó la impactante imagen de este Wimbledon con su abandono por una escalofriante lesión de rodilla.

La rumana no presentó batalla en un primer set en el que sólo se mostró fuerte en el primer juego. A partir de ahí, todo fue Garbiñe, que supo desestabilizar a la rumana con su juego defensivo, devolviendo cada pelota al otro lado de la pista.La hispano-venezolana fue un ciclón. Al tercer juego ya dominaba en el marcador después de romper a su oponente y adjudicarse el juego en blanco.

Al siguiente, cuando quiso aumentar la renta manteniendo su saque, levantó dos bolas de ‘break’ para seguir por el buen camino con su servicio en este campeonato. Solo ha concedido un juego de esta forma, en su estreno en primera ronda. Así se explica que no sepa lo que es perder un set en su aventura en este Wimbledon.

La número 15 del mundo se vino arriba y arrasó con un juego variado, ya fuera ganando los intercambios desde el fondo de pista o bien subiendo a la red para definir con la volea. Cerca de la red, las veces que se envalentonó, parecía imposible que fallara.

Pero su punto fuerte fueron los errores no forzados de su antagonista, que veía como tenía que jugar una bola más, y luego, otra. La finalista de 2015 solo encontraba un pero a sus golpes de revés, que no cogían todo el ángulo que deseaban. Así fue ganando los puntos para obtener la victoria.

Fuente

Loading...